Dieta alcalina - Salusite

Dieta alcalina

Salud es belleza. Tener un cuerpo hermoso no implica ser saludable, muchas veces en la búsqueda de la perfección impuestas por los estereotipos nos olvidamos de nuestra salud. Sometamos a nuestro cuerpo a prácticas insanas solo por ser delgados o tener más musculo. Sin embargo, existe una nueva tendencia que apuesta a que lo importante es sentirnos bien con nosotros mismo. ¿No sabes de qué te hablamos? Pues, a continuación, descubrirás todo lo necesario de la importancia de llevar una dieta alcalina.

Dieta alcalina

La dieta alcalina consiste en disminuir la acidez del cuerpo al consumir menos alimentos que causen este efecto. La dieta alcalina no tiene como fin ayudarte a perder peso, definir musculatura o tener más energía. Su función es preservar y mejorar la salud de las personas.

Los médicos que la diseñaron consideran que el consumo de alimentos que aumentan los niveles de acidez son los causantes de enfermedades cardiovasculares, de pulmón, riñón, cerebrales y cáncer. Aunque, esto no está comprado científicamente.

A pesar de ello, quienes llevan este estilo de vida aseguran que su salud ha mejorado, se sienten muy bien consigo mismo y lucen el cuerpo que desean. La importancia de llevar una dieta alcalina es mucha, todas vinculas a mejor tu salud y garantizar una vida plena.

Pasos a seguir para llevar una dieta alcalina

Dieta alcalina I

A diferencia de otras dietas, la dieta alcalina no posee un plan de alimentación estricto; tampoco un menú previamente establecido. Consiste en aprender a comer los alimentos que te benefician e incluirlos de forma natural en tu dieta.

Las dietas alcalinas están basadas en la ingesta de frutas y verduras, dejando de lado las carnes rojas, de cerdo y aves. Además, los lácteos, grasas y azucares refinados.

Para empezar esta dieta se recomienda aumentar paulatinamente la ingesta de los alimentos permitidos y disminuir aquellos que no. De esta forma, el cambio no será brusco para ti y cuerpo.

La principal finalidad de esta dieta es depurar tu cuerpo. Eliminar todas las toxinas y equilibrar la acidez y el PH. Eso lo harás a través de la orina y el sudor, por lo que las primeras semanas notarás cambios; primero, se tornarán pesados y con colores fuertes, para luego, ser muchos más ligeros, transparentes y con olores muchos más suaves.

La intención de la dieta alcalina es que dejes de lado los productos industrializados o que atraviesan algún proceso mecánico.

Los alimentos alcalinos son casi más de 250. Te presentaremos algunos de ellos: albaricoques, remolacha, brócoli, sandía, col, zanahoria, manzanas, coliflor, apio, judías verdes, pimiento, pepino, berenjena, lima, ajo, lechuga, hongos, nabo, cerezas, cebolla, calabaza, rábanos, algas, limón, espinacas, tomates, habas, repollo, frutos rojos, mango, papaya, coco, berro, uvas, pomelo, melón, mandarinas, espárragos, melocotón, piña, pera, nectarina, ciruelas, brotes de soja, almendras, avellanas, castañas, uvas pasas, dátiles, nueces y aceite de oliva

Ya sabes la importancia de llevar una dieta alcalina. Solo te queda seguir las instrucciones y mejorar tu salud.

Deja un comentario

SUBIR