Dieta de Jason Fung   - Salusite

Dieta de Jason Fung  

Dieta de Jason FungJason Fung es un médico canadiense que se ha dedicado a investigar acerca de uno de los males que sigue afectando a gran cantidad de personas en el mundo: la obesidad. A pesar de ser nefrólogo, Jason se ha encargado de llevar a cabo estudios relacionados con el tema, compilando todos sus resultados en el libro The Obesity Code. Su interés partió a raíz de que las personas obesas que por lo general sufren de diabetes y por consiguiente de los riñones. De esta manera iban a sus citas médicas con tres problemas en uno. Así sale a la luz “La dieta de Jason Fung”.

La dieta de Jason Fung

Existen infinidad de dietas. Unas sugieren hacer mucho ejercicio, otras sugieren determinada cantidad de comidas breves, otras eliminar los carbohidratos por completo; pero todas tienen un factor en común, al terminarlas se vuelve a engordar. Es un ciclo al cual se someten la mayoría de ciudadanos que no logran salir nunca realmente de la obesidad.

El Docto Fung explica que la causa de que la gente permanezca constantemente engordando se debe principalmente a los niveles de insulina en su sangre. Muchos de los consejos que tienen algunas de las dietas más populares son contraproducentes en ese sentido. Por ejemplo, se sugiere que se debe comer mucho en el desayuno, así como que se deben hacer cinco comidas diarias. Pero estas costumbres populares son las que mantienen constantemente elevados los niveles de insulina, razón por la cual las personas vuelven a su peso original.

¿Qué papel juega la insulina en la dieta de Jason Fung?

La insulina es una hormona que segregamos después de consumir los alimentos y que tiene gran importancia en su procesamiento metabólico. Sin embargo, según la dieta de Jason Fung el exceso de esta hormona genera un almacenamiento superior de grasa.  También produce un círculo vicioso puesto que como es la hormona que regula el azúcar, produce mayor hambre. Según el doctor, si mantenemos el nivel de insulina bajo, lograremos un peso ideal permanente.

Siete sugerencias del Doctor Fung

¿Cómo se logra un nivel de insulina ideal según el Dr. Fung? La respuesta es a través del ayuno. No quiere decir que no vayamos a comer, pero solo lo estrictamente necesario. Entre sus sugerencias están:

1.- No picar: A pesar de que la mayoría de dietas sugieren que nuestro metabolismo se acelerará comiendo una mayor cantidad de veces al día, en este caso la dieta de Jason Fung sugiere lo contrario. Dejar de picar es la solución. Solo las tres comidas y listo. No hay meriendas saludables según él. Adiós a cualquier tipo de semilla o galletas light. Todo puede estimular el nivel de insulina innecesariamente a esas horas.

2.- El desayuno NO es la comida más importante: En casi todas las dietas existentes el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo aquí es al revés. Si puedes retrasarlo la mayor cantidad de horas hasta las once de la mañana, mejor. Si no puedes evitar desayunar entonces se sugiere comer yogures o huevos. También puedes consumir café sin azúcar.

3.- Uso del vinagre: Según la dieta de Jason Fung el vinagre disminuye los niveles de insulina si ingerimos un poco diluido en agua antes de cada comida.

4.- Ayunos de 12 horas o más: Si logramos cenar a las siete de la noche y volver a comer a las siete de la mañana, estaremos ayunando 12 horas muy importantes para mantener la insulina baja. Si cenas temprano y desayunas tarde es aún mejor. Cabe destacar que durante esos períodos puedes tomar café o té sin azúcar.

5.- Cuidado con la hormona del estrés. El Cortisol es la hormona del estrés. Ningún ayuno o dieta te va a servir si no controlas las situaciones difíciles ya que ella eleva los niveles de azúcar.

6.- Sí a las fibras y no a los refrescos. Dejar los refrescos definitivamente incluyendo aquellos light es la mejor opción. Ya que se ha demostrado que azúcares como el Stevia son incluso hasta más dulces que el regular. También comer mucha fibra presente en vegetales y legumbres es mejor que elegir panes y pastas.

7.- La grasa no es tan mala. A diferencia de otras dietas, el Dr. Jason señala que la grasa es lo único que no sube los niveles de insulina así que se puede consumir tranquilamente. Obviamente todo con moderación. La mejor opción serían grasas benignas como el Omega 3.

Deja un comentario

SUBIR