Dieta Lipofídica - Salusite

Dieta Lipofídica

Pierde peso y purifica tu organismo con la Dieta Lipofídica

Diariamente consumimos alimentos que no solo nos hacen subir de peso, sino que llenan nuestro organismo de toxinas e impurezas por la gran cantidad de químicos que contienen. Lamentablemente, consumimos una gran cantidad de alimentos procesados y refinados, lo que conlleva a un aumento de peso y a posibles enfermedades como la tensión alta o diabetes. La Dieta Lipofídica está especialmente diseñada para evitar por completo este tipo de alimentos, de manera que  puedas perder grasa y, al mismo tiempo, purificar tu organismo.

Dieta Lipofídica 1

¿Qué es la Dieta Lipofídica?

La Dieta Lipofídica básicamente trata de eliminar por completo todos los alimentos procesados y que no sean estrictamente naturales de nuestra alimentación. El plan de alimentación de esta dieta está basado en consumir verduras, vegetales, frutas, proteínas y mucho líquido. La base fundamental es la proteína, por lo que puedes consumir frutas o vegetales, pero siempre acompañados de una proteína.

Lo básico de la Dieta Lipofídica es eliminar por completo de tu alimentación todo lo que sea procesado o tratado con químicos para su consumo, por lo que una de las grandes ventajas de esta dieta es que no solo te ayudará a perder peso, sino que ayudará a purificar tu organismo de sustancias dañinas mediante una alimentación natural y libre de químicos.

Para hacer más sencilla la transición, esta dieta consta de dos etapas. La primera dura aproximadamente unos 3 meses y debes evitar todos los alimentos prohibidos durante esta etapa. Entonces, deberás comer cada 3 horas para acelerar tu metabolismo y, por tanto, quemar más grasa. La segunda etapa es la etapa de manutención, que dura hasta que alcances tu peso deseado. En esta etapa puedes incorporar más alimentos, siempre y cuando sean completamente naturales.

Dieta Lipofídica

Alimentos prohibidos

Los alimentos prohibidos en la Dieta Lipofídica son los siguientes:

  • TODOS los alimentos que sean procesados: alcohol, azúcares, vinagre de cualquier tipo, pan, galletas, cereales, bollos o pastas procesadas.
  • Embutidos, cerdo, cordero, salmón, sardinas o arenques.
  • Legumbres, zanahorias, coliflor, berenjenas, pepino y frutos secos.
  • Higos, uvas, piña, melón, papaya y el plátano.

Alimentos que SÍ puedes comer en la Dieta Lipofídica es lo siguiente:

  • Carnes magras como pescados, pollo, conejo y carnes rojas, sin piel y sin vísceras. Siempre a la plancha o a la parrilla.
  • Clara de huevo, productos lácteos descremados como el queso, yogur o leche.
  • Todas las frutas que no están prohibidas, siempre al natural y nunca en conserva. Frutas cítricas puedes comer las que desees durante el día, pero procura comer 5 unidades diarias, no más. Además, procura comerlas solas y no combinarlas.
  • Utiliza stevia para endulzar y limón para encontrar algún sabor distinto. Evita el aceite y los vinagres.
  • Puedes consumir hasta dos tazas de café diariamente, la cantidad de té que quieras y dos litros de agua, además de jugos preparados por ti, sin azúcar.
  • Consume todos los vegetales que quieras, pero de hoja verde. Puedes utilizar aliños naturales como orégano, perejil, cilantro y romero.

No pierdas más tiempo. Aprovecha la Dieta Lipofídica.

SUBIR