Dieta Atkins

dieta

La dieta Atkins tuvo una época de gran seguimiento en Estados Unidos, mientras que a Europa ha llegado en los últimos años. Por este motivo merece la pena saber un poco más de la misma, con el objetivo de ver las ventajas y el funcionamiento de esta dieta.

Eso sí, antes de nada, tenemos que recordar que la misma fue creada por el doctor Robert C. Atkins, el cual buscó un tipo de dieta que permitiera a las personas no pasar hambre para perder peso, gracias a la comida que contiene un contenido bajo en glúcido.

Esta dieta, la cual data de los años 70, aunque aún se sigue usando mucho, se basa en que el exceso de peso en un cuerpo no siempre se da por el exceso de grasa en el mismo, sin oque en muchas ocasiones el problema viene dado por un desequilibrio corporal, es decir, en una mala asimilación del organismo a los azúcares, los cuales nos hacen engordar.

De esta manera, si queremos bajar de peso con esta dieta Atkins, lo que tenemos que hacer es comer alimentos con menos glúcidos. Esto hará que el cuerpo tenga que conseguir la energía que necesita de las grasas acumuladas, de aquí que al quemar grasa comencemos a perder peso.

Dentro de esta dieta vamos a poder algunos alimentos que se nos aconsejan comer y otros que se nos prohibirán:

Alimentos permitidos por Atkins: podemos comer todo tipo de carnes, pescados, huevo, queso, verduras ricas en fibra y con poco glúcidos, mariscos, lacteos sin azúcar…

Alimentos prohibidos por Atkins: en este caso se nos prohíben las bebidas y los alimentos con glúcidos. Esto quiere decir que no podemos comer legumbres, frutas, dulces ni tomar alcohol.

Si hacemos bien esta dieta, podremos perder peso de manera acelerada. Esto quiere decir que en la primera semana podemos llegar a perder hasta dos o cuatro kilos, mientras que al mes podremos llegar a perder hasta 6 kg si todo va bien.

Por este motivo, si miramos las ventajas de la dieta Atkins, podemos ver como la misma nos permite comer de casi todo, no tenemos que contar calorías y sobre todo nos permite perder peso rápidamente y sin apenas esfuerzo.

Eso sí, esta dieta tiene que ser llevada a cabo de manera corta en el tiempo, ya que a largo plazo puede provocar problemas de salud. Además, podemos encontrarnos algo más débiles de lo habitual, ya que el cuerpo no adquiere los azúcares y vitaminas necesarios, por lo que ante cualquier síntoma de malestar, tendremos que interrumpir la dieta.

Finalmente, tenemos que cuidarnos mucho una vez perdido el peso, ya que el mismo podría ser recuperado rápidamente.

Comentarios
  • Me ha encantado este artículo!! Siempre me lío a la hora de seguir dietas para adelgazar rápido porque son complicadas y no te puedes fiar de ninguna… Aunque a veces hay cosas como esta que son fáciles de entender y de fiar. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =