6 Tipos de Leche: ¿Cuál es la más saludable?

Todos consumimos leche para tener huesos fuertes,  leche con galletas o cereal de la mañana. Todo el mundo ama la leche, ¿verdad? No necesariamente, ya que la leche de origen animal tiene sus desventajas. Estos incluyen alergias e intolerancia a la lactosa, posiblemente incluso el riesgo de ciertos cánceres y diabetes.

La buena noticia es que aquellos que desean o necesitan mantenerse alejados de la leche de vaca pueden hacerlo con varias alternativas de leche no láctea. Estos varían en sus niveles de nutrición, color, sabor y textura.

1. Leche De Soja

Una alternativa popular a la leche láctea, la leche de soya es un extracto de frijoles de soya y comúnmente se vende en variedades endulzadas, sin azúcar y con sabor, incluyendo chocolate y vainilla.

Pros: En muchos sentidos, la leche de soja es nutricionalmente equivalente a la leche de vaca. A menudo está fortificada con calcio, vitaminas A y D y riboflavina y por lo general incluye de 8 a 10 gramos de proteína por porción. La leche de soja también puede contener isoflavonas , que se han asociado con un riesgo reducido de enfermedad cardíaca.

Contras: incluso un poco de leche de soja puede causar reacciones alérgicas graves a las personas con alergia a la soja. Además, una revisión publicada en 2014 en Terapias alternativas en salud y medicina reveló que la soya podría tener un impacto negativo en la fertilidad en los hombres.

2. Leche De Almendras

Hecha de almendras molidas, agua y (en la mayoría de los casos) edulcorante, la leche de almendras es dulce con una textura cremosa similar a la leche de leche.

Ventajas: la leche de almendras contiene mucha vitamina E, aproximadamente el 50% del valor diario en una taza. A las personas que están bajando de peso y llevan una dieta, les gusta  el hecho de que la leche de almendra tenga 1/3 de las calorías del 2% de la leche de vaca.

Contras: la leche de almendra tiene mucha menos proteína que la leche de vaca o leche de soja. Tampoco tiene las vitaminas, minerales y ácidos grasos que se encuentran en la leche de productos lácteos, por lo que es importante buscar leche de almendras fortificada.

3. Leche De Arroz

Hecha de arroz hervido, sirope de arroz integral y almidón de arroz integral, la leche de arroz es una alternativa a la leche de vaca.

Pros: La leche de arroz es la alternativa más hipoalergénica de la leche. Es libre de soya, gluten y nueces, importante para aquellos que son alérgicos o no pueden tolerar estos ingredientes.

Contras: Si estás cuidando tu peso ó llevas alguna dieta, la leche de arroz es alta en carbohidratos. Y es baja en proteínas y calcio en comparación con la leche de vaca. Esta leche también es delgada y acuosa, por lo que no es un buen sustituto de la leche de vaca para cocinar u hornear.

4. Leche de coco

Una alternativa cercana a la leche de vaca, la leche de coco se parece más a la textura de la leche entera. Es algo alta en grasa (aproximadamente 5 gramos de grasa saturada por taza).

Pros: Su sabor a nuez hace que la leche de coco sea adecuada para muchos tipos de alimentos horneados. No contiene soja ni gluten, por lo que las personas con alergias alimentarias múltiples pueden tolerar este sustituto. La leche de coco tiene mucho más potasio por taza que la leche de leche (630 mg por taza, vs. 150 mg).

Contras: la leche de coco carece del valor nutricional que la leche láctea o de vaca. Una taza de leche de coco contiene 80 calorías, 1 g de proteína y 100 mg de calcio, en comparación con 100 calorías, 8g de proteína y 300 mg de calcio de la leche que normalmente consumimos.

5. Leche De Lino

Un poco delgada y dulce, la mayoría de la leche de lino es producida por compañías orgánicas y éticamente responsables, ya que usan lino sin OGM.

Ventajas : E alta en fibra, la leche de lino es rica en ácidos alfa linoleicos , que se ha utilizado para prevenir y tratar enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos. Se utiliza para prevenir ataques cardíacos, disminuir la presión arterial alta, reducir el colesterol y revertir el endurecimiento de los vasos sanguíneos. Cuando está fortificada, esta alternativa no láctea tiene tanto calcio como la leche común, por lo que es buena para quienes necesitan niveles de calcio adecuados y saludables.

Contras: la leche de lino es baja en proteínas. Las variedades con sabor tienden a estar muy endulzadas, así que te recomendamos leer la etiqueta sobre el porcentaje de azúcar que contiene.

6. Leche de cáñamo

No, no te drogarás con la leche de cáñamo. Hecha de semillas de cáñamo descascarilladas, agua y (en la mayoría de los casos) edulcorantes, la leche de cáñamo es una buena alternativa para las personas alérgicas a la soya, las nueces y el gluten.

Pros: La leche de cáñamo proporciona más hierro que la leche de vaca. También es muy alto en ácidos grasos omega-3 , que han demostrado promover la salud del corazón y el cerebro.

Contras: A menos que esté fortificada, la leche de cáñamo es relativamente baja en calcio. Es bastante cara y puede tener un sabor a nuez que puede no adaptarse a algunas papilas gustativas. Muchas variedades que venden en tiendas de auto servicio, contienen azúcar, así que no te olvides de leer la etiqueta antes de comprarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − ocho =